El pasado 9 de septiembre Facebook y Ray-Ban anunciaron su alianza en el lanzamiento de sus primeras gafas inteligentes, las Ray-Ban Stories.

Con un coste de 299 $, las lentes estarán disponibles inicialmente para su venta en Estados Unidos, Australia, Canadá, Irlanda, Italia y Reino Unido.

«La nueva forma de capturar, compartir y escuchar». Bajo este lema han presentado el primer producto que surge de la asociación de Facebook con el gigante de la óptica EssilorLuxottica.

A pesar de que esta primera versión no cuenta con un sistema de realidad virtual y aumentada, la compañía tiene como objetivo liderar este sector.

«Durante mucho tiempo hemos pensado que las gafas serán una parte importante de la construcción de la próxima plataforma informática y abrirán nuevas experiencias para las personas». «No tendrás que elegir entre interactuar con el dispositivo e interactuar con el mundo que te rodea». – explicó durante la presentación Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook.

Funciones y características

Con una cámara dual de 5 megapíxeles cualquier usuario podrá realizar fotografías o grabar vídeos de manera manual o mediante comandos de voz. Bajo la orden «Hey, Facebook, haz una foto/vídeo» el dispositivo se encargará de iniciar la captura automáticamente.

Para alertar de que las lentes están grabando o capturando imágenes, las Ray-Ban Stories cuentan con una luz LED. Esta se encenderá automáticamente para advertir de que su sistema de captura de imagen y audio está siendo utilizado.

Cualquier usuario podrá importar, editar y compartir su contenido a través de la aplicación Facebook View. Gracias a esta app, las gafas se vinculan con el teléfono del usuario permitiéndole compartir sus fotografías o vídeos a través de sus redes sociales.

FACEBOOK – Imagen de Facebook View

Para las funciones de audio, el dispositivo también cuenta con dos altavoces controlados por un panel táctil para escuchar música o realizar llamadas telefónicas.

Esta novedad tecnológica redunda en el fenómeno del lifelogging (bitácora de vida). Una tendencia que consiste en registrar audiovisualmente nuestras experiencias diarias y que se ha visto potenciado por el uso de smartphones y redes sociales. Un estilo de vida, por tanto, que lleva a las personas a compartir todo aquello que experimentan permitiendo a los wearables almacenar una gran cantidad de información personal.

«Desde el principio, diseñamos Ray-Ban Stories teniendo en cuenta la privacidad, agregando numerosas funciones integradas para brindar control y tranquilidad tanto a los propietarios de dispositivos como a los transeúntes.»

Atendiendo a las declaraciones ofrecidas por Facebook, las Ray-Ban Stories han sido diseñadas pensando en la privacidad. Para ello, han puesto a disposición del usuario distintos mecanismos para proteger sus datos personales. Desde protecciones de hardware (luz LED) a opciones de configuración de usuario (datos personales, asistente de voz, transcripciones automáticas, conexiones con otras aplicaciones, etc.).

Las Ray-Ban Stories, ¿un problema para la privacidad?

Nada más presentarse, las gafas inteligentes han suscitado dudas a las autoridades de control de protección de datos irlandesa e italiana. Dos de los países europeos donde se han puesto a la venta las gafas y donde se aplicaría el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

En un comunicado conjunto, ambas autoridades manifestaron su preocupación por la exposición de terceros a través de un sistema de grabación que tan solo alerta mediante una pequeña luz LED. Un sistema que a ojos de estos organismos evidencia que no se han realizado las pruebas necesarias para respetar la privacidad.

Y es que, las lentes permiten grabar imágenes en cualquier lugar pudiendo captar imágenes de terceros sin consentimiento y ser publicadas en diferentes redes sociales.

Recordemos que el tratamiento de datos personales para uso doméstico está permitido. Sin embargo, el problema es cuando ese material trasciende la esfera personal en el momento en el que es compartido, por ejemplo, a través de una red social. En ese caso, el tratamiento deberá regirse por lo establecido en el RGPD.

Con el objetivo de evaluar si las Ray-Ban Stories son compatibles con la normativa de protección de datos, la autoridad italiana en coordinación con la comisión irlandesa solicitó, entre otros, que se detallase:

  • La base legal en relación con la cual la red social procesa datos personales.
  • Las medidas adoptadas para proteger a las personas que son captadas de manera ocasional y, en particular, a menores.
  • Cualquier sistema adoptado para anonimizar los datos recopilados.
  • Las características del asistente de voz conectado a las lentes, ya que recopila y transcribe la información.

Sigue esta y otras noticias a través de nuestro canal de Telegram